Vecinos recogen basura en caminos y en espacios públicos

Se sumaron varios grupos de vecinos para limpiar sectores que están llenos de residuos.Se hace en el marco del desafío “Basura challenge” que consiste en limpiar el barrio.

Vecinos recogen basura en caminos y en espacios públicos

Increíble la cantidad de basura que recogieron en espacios verdes y a orilla de los caminos.

Un novedoso concurso se impone entre los jóvenes de Rosario de Lerma con la intención de erradicar microbasurales y generar conciencia ambiental. Se llama desafío “Basura challenge”, en el que los participantes deben enviar fotos de como limpiaron un basural en su barrio. El antes y el después de escena. Claro que este espacio participativo develó el estado actual de muchos espacios públicos y caminos de la zona, en total dejadez. Sin plena conciencia de evitar generar basurales callejeros, se limpiaron también las banquinas de los caminos.

Mientras se elaboró con motivo del Día del Medio Ambiente este concurso ideado por los hermanos y concejales Griselda y Guillermo Galleguillos. Los jóvenes y la gente mayor participaron en el concurso enviando las imágenes de cómo lograron limpiar un espacio en su barrio, una plaza o las orillas de un camino.

La decena de lugares atestados de basura urbana es increíble. Los participantes comenzaron a subir las fotos de decenas de sitios públicos llenos de basura. Desde el Parque Evita, pasando por el camino a la escuela de finca El Timbó hasta por algunas arterias periféricas en donde desaprensivos vecinos generan microbasurales.

El concurso terminó por desenmascarar el poco cuidado del medio ambiente que existe en Rosario de Lerma. Por ejemplo Yanet y Roxana, de finca Santa Ana, limpiaron el pórtico de acceso por la ruta provincial 23 a Rosario de Lerma. “Está siempre sucio. Aunque limpia la comuna, igual viene gente y arroja bolsas de basura. Nosotras nos juntamos y decidimos limpiar. Pero la gente es inconsciente. Deberían multar y castigar a la gente que no cuida y ensucia nuestros espacios co munes”.

A pesar de que el concurso termina este viernes 14 de junio, varios vecinos decidieron salir a limpiar los espacios de sus barrios. Como por ejemplo Blanca y Cristal, de finca Carabajal, que salieron con una misión que parecía imposible. Erradicar el basural que se origina a menudo a orillas del camino a esa zona oeste de Rosario de Lerma.

Menudo trabajo. Limpiaron y limpiaron hasta el cansancio absoluto. Había basura doméstica, restos de mercadería de comercios y hasta bolsas de pesticidas, todo en el mismo espacio. Por ese camino pasan numerosos vecinos, entre grandes y chicos. “Nos gustó la idea del concurso, pero igual queríamos limpiar este camino. Está al lado de nuestro rio y está totalmente contaminado por la basura arrojada por otras personas. Esta gente que llega al río a tirar basura es de otros barrios. No entendemos por qué lo hacen, a metros de este microbasural está el ingreso al vertedero municipal, donde podés entrar sin problemas. No entiendo por qué a un costado del camino generan estos basurales”.

En otros puntos de la ciudad se multiplican los ejemplos de gente joven involucrados con el medio ambiente. No piden nada a cambio. Ahora con el concurso de los concejales Galleguillos tienen más razones para mostrar el estado en que se encuentran numerosos espacios públicos, atestados de bolsas con basura.

“Esperemos que sea útil para todos. Cada día contaminamos el rio, nuestras plazas y hasta nuestros hogares”, dijo Cristal.

Sacaron 7 toneladas de plástico

La semana pasada, muy temprano, partieron desde el Teleférico en la ciudad de Salta decenas de voluntarios que se propusieron limpiar el dique Cabra Corral en el municipio de Coronel Moldes. 
En su mayoría jóvenes, con guantes, bolsas verdes y palos salieron a juntar desechos que arrojan impunemente quienes visitan el dique, sin considerar el daño que al medio ambiente y a sí mismos. 
Claro que aunque recogieron más de siete toneladas de basura, en su gran mayoría plásticos, bolsas y botellas, la limpieza del maravilloso dique Cabra Corral fue solo simbólica.
Se retiraron 7 toneladas de residuos (mayormente plásticos y bolsas), de acuerdo a lo informado por la entidad organizadora de esta cruzada por el medio ambiente, la Fundación Generando Conciencia.
Lograr una limpieza total del dique requeriría de miles de voluntarios y de un compromiso real y consciente de los visitantes de no seguir arrojando residuos donde no se debe y no está permitido. Pero eso parece ser un sueño aún lejano.

Fuente: Diario El Tribuno